Cómo vencer a la invasión de las bolsas de plástico

¿cuántas bolsas de plástico tienes actualmente?
¿cuántos lugares en tu cocina están destinados a almacenar bolsas de plástico?
Y es que las bolsas de plástico son la invasión silenciosa, van acumulándose y acumulándose hasta desbordarse de cajones, armarios o recipientes destinados a su almacenaje.
¿Quieres saber qué hacer con las bolsas que tienes? Yo te lo cuento
Eres de las que tiene un cajón sólo destinado a bolsas de plástico, o tal vez las tienes todas metidas en otra bolsa o en varias bolsas, o quizás compraste un recipiente para guardarlas o las doblas como indican en los tutoriales que hay en la red…
Hay tantas maneras de guardarlas, pero… ¿para qué las guardas? Cuál es la finalidad última de acumular tal cantidad de bolsas.
Realmente quieres usar tu maravilloso tiempo en doblar bolsas (tal vez te relaja, en ese caso, sigue así), o en intentar que no te exploten en las manos millones de bolsas de plástico, o en buscar soluciones de almacenaje para guardarlas…
Y es que las bolsas de plástico nos pueden llegar a dar mucho trabajo, es por ello que te pido que reflexiones y te preguntes, ¿para qué quiero yo las bolsas de plástico?
Si tu respuesta a esta pregunta no es específica, deja de acumular bolsas.
Si por el contrario tienes una respuesta específica, pregúntate ahora ¿cuántas necesito?
Tal vez las uses, como yo, para tirar la basura. Para mi usar bolsas de plástico me es muy práctico. Yo reciclo, y prefiero hacerlo en bolsas de plástico que en cubos porque los cubos ocupan demasiado espacio y mi cocina es pequeña.
Al usarlas para tirar la basura, he delimitado un lugar pequeño, ya que evito al máximo crear basura. Ese lugar es ¼ de cajón de la cocina. Ahí me pueden caber un máximo de 10 bolsas, y de ahí no pasan.
Para evitar que se me acumulen uso bolsas de tela para ir a comprar, pero cuando no me acuerdo y tengo que coger bolsa de plástico, sé que la voy a usar inmediatamente para la basura de ese día.
Si tú tienes un uso distinto a este, cuenta cuantas puedes llegar a necesitar, delimita una pequeña zona para tenerlas y de ahí no pases.
Intenta ir a comprar con bolsas de varios usos y así evitarás la acumulación.

Gana espacio en 2 minutos:

Tira todas las bolsas de plástico que tengas y quédate sólo con las que sepas que vas a usar en función de tus necesidades.

Delimita una pequeña zona para almacenarlas y no pases de ahí.

¿Cómo te sientes al hacerlo?

Fuente foto: legstorm.tumblr.com
Fuente: pinterest

Este es el tupper perfecto

El maravilloso mundo de los tuppers, esos recipientes que se reproducen por la noche y modifican su forma para no encajar con las tapaderas.
Y es que en todas las casas hay tuppers, más grandes o más pequeños, pero por alguna razón tiene vida propia.
Quien no tiene en su casa ese tupper del que espera encontrar algún día la tapadera que lo acompañaba, o quien no tiene alguno que no es totalmente hermético y en el que siempre ponemos los líquidos para que se derramen y lo dejemos todo perdido
Y es que los tuppers nos ayudan, pero también nos dan algún que otro quebradero de cabeza.
Hoy quiero contarte las características que deben tener los tuppers, la cantidad y la forma que deben tener y también cómo almacenarlos en tu cocina.
Te va a facilitar infinitamente la vida, aquí te lo cuento

1. El material: Cristal

Los tuppers deben ser de cristal, ya que es el material más higiénico que podemos encontrar. El plástico puede deformarse, mancharse y parece que al poner aceite o tomate no queda del todo limpio.
Es por ello que recomiendo usar tuppers de cristal por su calidad e higiene. Sí que es verdad que cuestan un poco más, pero son mucho más bonitos, prácticos e higiénicos.
Los tuppers de cristal, además, te permiten ver lo que hay dentro sin necesidad de abrirlos.
Debes tener tuppers que te hagan sentir segura al usarlos, no esos típicos tuppers que tienes que estar pendiente de no volcar porque puede perder (¡y pierden!).
Tuppers que te guste usar, que te de igual cuál coger porque todos son herméticos y maravillosos.

2. Qué cantidad tener: los justos y necesarios

Debes conocerte bien para saber cuál es tu cantidad óptima de tuppers porque no todas las personas usan los tuppers de la misma manera.
Si tú eres de las que lo guarda todo en tuppers, ya sean los restos de comida, los fiambres, carnes y embutidos, las cremas… debes fijarte en cuál es la cantidad máxima de tuppers que usas al mismo tiempo. Ésa es la cantidad que debes tener en tu cocina, ni uno más. No debe haber lugar para los tuppers por si acaso, porque son esos los que hacen que la cocina empiece a desbordarse, no hay control y la acumulación se expande.
Ten sólo los tuppers que necesites, ni uno más, y de calidad.

3. La forma y el tamaño: la que más te guste y mejor se adapte a tus necesidades

La forma y el tamaño de los tuppers irá en función de tus necesidades específicas y de tus hábitos culinarios. Eres de las que concina en grandes cantidades para toda la semana, o por el contrario eres de las que guarda las sobras para el día siguiente. En cada uno de los casos la medida de los tuppers varia, es por ello que necesitas conocerte y preguntarte qué tipo de persona eres. Te gusta hacer cremas y guardarlas en tuppes tipo bote o prefieres hacerlo en tuppers cuadrados. ¿A ti qué te gusta?
No tengas tuppers cuadrados de x litros porque sea “la mejor opción” ten los tuppers que hablan de ti, que describen tu forma de actuar y tus hábitos, y sólo preguntándote a ti, sabrás qué es lo que te va mejor.

4. Almacenaje: que poco me gusta esa palabra 😛

Y es que si compras tuppers pensando en la mejor manera de guardarlos y almacenarlos vas a tener unos maravillosos tuppers que encajarán entre sí, pero los vas a almacenar, tal como la palabra indica.
Si realmente tiene los tuppers que usas habitualmente y de la forma que mejor se adapta a tus hábitos culinarios, es igual qué forma tengan y si encajan o no, porque los estarás usando y no estarán “almacenados” en el armario de tu cocina.
Pero no siempre los estarás usando todos, en ese caso, destina una zona específica para guardarlos, ni más ni menos, comprométete a que más de esa zona no vas a guardar.
Esa es la manera de no acumular, los objetos usan la cantidad de espacio que tienen asignada. A mayor espacio más cantidad de objetos. Sólo delimitando la zona los mantienes a raya.
En resumen, ten en tu casa los tuppers que mejor se adapten a tus hábitos, de la forma que más te convenga en función de tus necesidades y bonitos y de calidad, que te guste usarlos y limpiarlos, que te sientas segura al meter los alimentos.

Gana espacio en 2 minutos:

Tira todos aquellos tuppers que no tienen tapa, que pierden o que están en mal estado.

¿Cómo te sientes al hacerlo?

Fuente foto: Pinterest

VIDEO: Trucos para ordenar el armario de los niños

 Y es que el armario de los niños tiene poco que ver con el de los mayores. En este video de voy a mostrar unos trucos para sacarle el máximo de partido

 

Deja tus comentarios al final, me encantará leerte, tanto si me explicas que lo has probado, como si me cuentas una manera mejor de hacerlo, me encanta aprender.
Si te ha servido lo que has visto o crees que puede ayudar a alguien más, comparte!

VIDEO: Cómo mantener el orden cuando hay niños

Como cambia la historia cuando pasas de vivir sola a vivir en pareja, y ya ni te cuento cuando hay niños de por medio, parece que es el cuento de nunca acabar. Siempre recogiendo y poniendo las cosas en su sitio, deseando que se independicen para volver a tener todo ordenado.
Hoy quiero hablarte de los niños y el orden, y es que, aunque puede parecer contradictorio, es posible mantener el orden cuando hay niños, solo hay que tener en cuenta una serie de reglas para que todo sea más fácil en la convivencia y en el día a día.
En el video de hoy te muestro unos trucos muy útiles para que tus hij@s colaboren y puedes tener así más tiempo para ti o para lo que desees.

 

Deja tus comentarios al final, me encantará leerte, tanto si me explicas que lo has probado, como si me cuentas una manera mejor de hacerlo, me encanta aprender.
Si te ha servido lo que has visto o crees que puede ayudar a alguien más, comparte!

Cómo “deshacerte” de los libros sin sentirte culpable

Uno de los objetos que más cuesta de desprenderse son los libros. Puede haber varios motivos por los que a una persona le cuesta desprenderse de esos objetos, por apego, por creencias, por ideología… pero del motivo que os vay a hablar hoy es muy distinto, y es que hay personas a las que les cuesta deshacerse de los libros porque no saben cómo deshacerse, es decir, cómo sacarlos de su vida sin que vayan a la basura.
No saben porque nadie les ha enseñado a deshacerse de los libros, porque los libros son muy valiosos, los libros no se tiran, los libros son un símbolo de estatus, de cultura, de sabiduría…y por todo ello, no los puedes tirar a la basura o quemarlos en la hoguera.
Hoy quiero darte opciones para deshacerte de los libros sin sentirte culpable.

1. Los puedes donar a la biblioteca o al casal de tu barrio, ciudad o pueblo

Esta es una opción si quieres contribuir con tu comunidad de forma desinteresada.
Esta sería la mejor de las opciones, porque sabes que además de sacar algo que ya no quieres en casa, estás haciendo un bien a tu comunidad. Lamentablemente, cada vez son menos las bibliotecas que aceptan libros de segunda mano aunque sean nuevos, así que si el caso de tu ciudad, pueblo o comunidad es que no aceptan más libros, tranquila que te doy más opciones.

2. Vender en Wallapop

Esta es una opción si lo que quieres es sacar un dinero extra con los libros.
Esta aplicación está superando expectativas, vendiendo lo invendible realmente, porque puedes encontrar cosas sorprendentes que piensas ¿en serio esto lo compra alguien? Y puede ser que no, que no lo compre nadie, pero hay quien le hace fotos a todos los trastos de su casa, y si suena la flauta, pues eso que gana.
A esta opción le pongo un pero, y te explico porqué. Hay objetos que tardan mucho en venderse, tampoco es la idea que tengas los libros durante meses en casa, pero lo que sí puedes hacer para no eternizar la venta es ponerte una fecha límite para venderlos, o venderlos por paquetes, una cantidad x de libros agrupados por temática para que así tardes menos en quitártelos de encima.
Según el precio que tengan incluso los puedes regalar si te los vienen a buscar, porque tener que estar pendiente de la venta de un libro por 5€, dependiendo de lo que aprecies tu tiempo, no vale la pena.

3. Tiendas de segunda mano o Anticuarios

Existen tiendas de segunda mano especializadas en libros que seguro aceptarán encantados lo que les quieras dar, siempre y cuando no sean libros de texto o enciclopedias. Algunas tiendas incluso te los pueden comprar, como en Re-read, donde puedes comprar y vender libros usados. Pero si no tienes una tienda Re-read en tu ciudad, tranquila, porqué venderlos no es el objetivo, la idea es librarte de esa carga de una manera rápida y fácil, así que si consigues que te los vengan a buscar quédate satisfecho.

4. Centros de rehabilitación

Hay centros de rehabilitación, como el Centro Reto, que vienen a buscarte, además de muebles, libros y todo aquello de lo que te quieras desprender. Si son objetos que luego pueden reutilizar o vender no te cobran nada por venir a tu casa.

5. Grupo de Facebook de tu ciudad o pueblo

Creo que todas las ciudades tienen ya un grupo de facebook en el que tu anuncias lo que quieres dar y alguien interesado te lo viene a buscar. Normalmente son grupos en los que no se vende, sino que se regala o se dona.
Como verás hay múltiples opciones, aunque la mayoría de ellas son de donar, y es que soy una fiel partidaria de dar aquello que no usas para que otro lo pueda usar y vuelva a tener otra vida. Aunque algo te haya costado caro, no le estas dando una vida en tu casa si no lo usas, así que si tienes la opción de darle otra oportunidad a ese objeto que un dia te compraste, no dudes en hacerlo, aunque sea sin compensación económica, porque la vida te retorna siempre aquello que das con creces, y más si lo haces desde el corazón.
Si tienes alguna otra idea para “desprenderte” de los libros no dudes en compartirla aquí o en el grupo de facebook privado que he creado.
P.D Y recuerda que si crees que este post le puede interesar a alguien se lo pueden enviar, que fluya la energía del orden y el desapego