¿qué haces con la comida que te sobra?
Eres de las que la guarda o la tira directamente, o tal vez nunca te sobra comida porque conoces cuál es la cantidad justa que necesitas.
¿te gusta cocinar?
O por el contrario comes lo primero que encuentras, algo preparado, algo rápido…
Hay muchas maneras de comer, también muchas maneras de guardar la comida que sobra, pero sólo hay una manera válida para ti, ¿quieres saber cuál es la tuya?
Sabes cuáles son tus hábitos culinarios, ¿sabes qué cantidad de pasta debes echar en función de las personas que seáis?
Y es que conocernos es lo más importante a la hora de saber qué hacer con la comida.
A nadie le gusta tirar comida, pero por no tirarla cuando ha sobrado la guardamos en el frigorífico con la intención de comérnosla otro día.
 
Pero hay tres tipos de personas: las que comen lo que sobró, las que no lo hacen y las que lo hacen a veces.

 

Yo te pregunto ¿eres de las que come comida de otro día?
Tal vez me puedes decir que si, que te encanta porque así ya está hecha y solo hay que calentarla y comerla, un lujo vamos.
En ese caso, lo mejor que puedes hacer es guardarla en el tupper (puedes ver el que mejor se adapta en este post), tenerla a la vista en el frigorífico y programarte un día para comértela, sabiendo cuándo va a ser ese día no se te va a pasar.
Si no le pones una fecha para comerla o no la tienes a la vista, muy probablemente la vas a acabar tirando porque si pasan demasiados días luego puedes dudar de si aún está en buen estado.
Pero también me puedes decir que no, que no te gusta comer comida de otros días, pero te sabe mal tirarlo porque aún está en buen estado, así que lo mantienes en el frigorífico hasta que se pudre, momento en el que te das permiso para deshacerte de la comida.
En el momento en el que se echa a perder es cuando te permites tirarla, pero la has tenido durante días en el frigorífico dándote mensajes nada alentadores.
La comida que guardas “sabiendo” que no te vas a comer hace que te sientas mal cada vez que abres el frigorífico.
Te engañas al guardarla pensando “esta vez sí me la comeré”, y te sientes mal contigo al no hacerlo y haberte decepcionado de nuevo.
Esa comida que te espera en el frigorífico le habla a tu subconsciente cada vez que abres el frigorífico, así que debes hacer algo al respecto.
Se sincera contigo misma, si tú SABES que no te vas a comer esa ración de lo que sea que ha sobrado, tírala, sin miramientos, no la guardes, porque en tu interior eres consciente de que no te la vas a comer.
Si te sabe mal tirarla, prueba a aprender a medir las cantidades, empieza a intentar hacer de menos hasta que encuentres el punto óptimo, pero en ningún caso guardes la comida, porque te estarás engañando de nuevo.
La sinceridad y la aceptación de quien eres hace que seas mucho más feliz contigo, que te trates mejor y te quieras más.
Pero, y si eres de las que comen la comida que sobró “a veces”
Entonces, lo que debes hacer es preguntarte, cada vez que vayas a guardar algo ¿me lo voy a comer? ¿cuándo?
Si en alguno de los casos la respuesta no te convence, tírala. La mala sensación es menor si lo haces el día que estas eligiendo que si lo haces cuando la comida ya se ha echado a perder.

Gana espacio en 2 minutos:

Se sincera contigo misma, elimina de tu nevera todo lo que sepas, conscientemente, que no vas a comer, libérate de la culpa.

¿Cómo te sientes al hacerlo?

Fuente foto: danzadefogones.com
Author

Elisabet

Hola, soy Elisabet, y me encanta ver cómo a través del orden y el desapego la vida cambia y mejora. Ayudo a las personas a soltar lastre para poder volar.

4 thoughts on “Los restos de comida, qué hacer con ellos

  1. Margarita on 18 abril, 2018 at 11:33 Responder

    Tienes toda la razón. Con algunos platos me encanta hacer más comida que la necesaria, como los platos de cuchara, los cocidos, para que sobren y no tener que cocinar otro día. Para los otros platos, cocino lo necesario, pero si me sobra, aunque sé que no lo voy a comérmelo ¡Lo pongo en un tupper en la nevera! A partir de ya, los voy a tirar sin remordimientos (me estoy acordando que tengo uno que tiene dos días en la nevera!) Gracias por tu aportación.

    1. Elisabet on 21 abril, 2018 at 8:35 Responder

      jajaja, bravo Margarita!!

  2. laia on 12 mayo, 2017 at 8:11 Responder

    Elisabet! Genial este post! me ha encantado!

    1. Elisabet on 12 mayo, 2017 at 10:13 Responder

      Muchas gracias Laia, me alegro de que te haya gustado 😀

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.